Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

España logra poner fin a cuatro años de recortes en las cuotas de pesca de merluza del sur



Tras más de 17 horas de reuniones y recesos, los ministros de Pesca de la Unión Europea cerraron un acuerdo para el reparto de las cuotas pesqueras para el año que viene. España ha podido sacar pecho al acabar con cuatro años de recortes para las capturas de merluza en el caladero sur: las flotas españolas podrán pescar el mismo volumen que el año pasado. La Comisión Europea, de acuerdo con sus informes científicos, proponía un recorte del 14% que finalmente España pudo salvar.
Este año las negociaciones de los ministros de la UE eran especialmente complejas. Además de repartirse las cuotas, los países se enfrentaban a la obligación, a partir del 1 de enero, de desembarque. Eso supone que los barcos ya no pueden devolver al mar las piezas que no querían, sino que debían quedárselas e imputarlas a la cuota del país. Eso era especialmente problemático en el caso del pescado para las que las posibilidades de captura de pesca o la cuota era cero y amenazaba que, sin pacto, el 1 de enero los barcos no pudieran salir a faenar. Esa situación era especialmente problemática para países como España o Holanda. Sin embargo, los ministros llegaron a un acuerdo al respecto.
La solución en el caso de las especies en el que las capturas están limitadas se ha fijado un mecanismo por el que los países miembros ponen a disposición, de forma obligatoria, un 6% de sus cuotas para los países que no tienen posibilidad de captura. En el caso de España, eso afectaba sobre todo al bacalao. Para las siete pesquerías (como el lenguado y la solla) en las que España tiene cuota cero se han acordado bilateralmente intercambios con otros Estados cuyas flotas también faenan en el Gran Sol.
“Mi conclusión global de este Consejo es que España ha obtenido un muy buen resultado de esta negociación para el año 2019”, afirmó al fin de la reunión el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, informa Europa Press. La flota pesquera española podrá capturar 5.924 toneladas de merluza en el Cantábrico y en el Golfo de Cádiz, el mismo nivel del año pasado. En el Golfo de Vizcaya, se podrán pescar 16.037 toneladas, el 22,7% más; y el en Gran Sol alcanzarán las 23.512 toneladas, el 27,5% más.
Las cuotas de pesca, según el Gobierno, tienen un valor de 503,8 millones de euros, el 5% más que el año pasado. El acuerdo prevé aumentar las posibilidades de pesca de gallo, jurel y anchoa y boquerón. También las de captura de rape en aguas españolas (un 5,3%), aunque se recortarán en el Gran Sol y el Golfo de Vizcaya. La pesquería de cigala en el Cantábrico, en cambio, seguirá cerrada por tercer año consecutivo y solo se podrán obtener 2.000 kilos con fines científicos.