Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El Gobierno propone a Hernández de Cos como gobernador del Banco de España



El Gobierno propondrá a Pablo Hernández de Cos, actual director general de Economía y Estadística del Banco de España y responsable del Servicio de Estudios, como nuevo gobernador en sustitución de Luis Linde, cuyo mandado finaliza el 8 de junio tras seis años al frente de la institución, según fuentes de Economía. El nombramiento del subgobernador no es urgente porque el actual, Javier Alonso, solo lleva dos años en el cargo. En principio, se barajó los nombramientos de Rosa Sánchez-Yebra, mano derecha de Luis de Guindos, y David Vegara, ex secretario de Estado de Economía con el PSOE y nombre propuesto por los socialistas.
Román Escolano, ministro de Economía, que este martes 29 acudirá a la comisión de Economía del Congreso de los Diputados, tuvo ayer un día ajetreado. Después de muchos rumores, publicaciones incorrectas y negociaciones, el Gobierno apostó por Pablo Hernández de Cos. Dirigirá el Banco de España y le representará en el consejo de gobierno del Banco Central Europeo, una tarea casi tan importante o más que pilotar al supervisor ya que desde 2014 ha perdido competencias frente a Fráncfort. En el BCE ha ocupado diferentes cargos desde el 2000 y desde 2015 ejerce como sustituto del actual gobernador en el Consejo de Gobierno, aunque no podía votar, algo que sí podrá hacer a partir de ahora.
Fuentes de Economía resaltaron que “es un excelente candidato al puesto debido a su gran capacitación técnica, en particular en asuntos bancarios y monetarios”. También destacaron “su independencia política, su experiencia y su prestigio en el Banco de España y en el BCE”. La voluntad del Gobierno "ha sido realizar un nombramiento basado en la profesionalidad, la independencia y el mérito del candidato, lo que queda respaldado por el currículum y trayectoria de Hernández de Cos”.
Hernández de Cos, madrileño de 47 años (aunque dice sentirse cántabro), es una persona bien considerada dentro del Banco de España y fuera es reconocido por ser un alto funcionario competente, conocedor de las instituciones europeas, e independiente políticamente. Según diferentes fuentes, en principio, no debería contar con la oposición del PSOE, aunque la moción de censura presentada por el PSOE, que se votará el viernes en el Congreso, puede enturbiar el entendimiento.
Desde el PSOE se apuntó que “es una decisión del Gobierno; la negociación en su conjunto quedó en suspenso por la moción de censura. Deberían haber esperado a que esta pasara, y no demostrar tanta precipitación por parte de un Gobierno que es en este momento interino...”.
Tampoco se espera reacciones negativas en Ciudadanos. Fuentes de este partido recordaron que ellos no han participado en la elección. “Hemos dejado claro que sin un nuevo procedimiento de nombramientos como el que hemos propuesto y habíamos acordado, nosotros no entraríamos, no estamos por el intercambio de sillones”. Desde Unidos Podemos, comentaron que le consideran “un halcón, pero con un perfil técnico impecable y, al menos, sabe de economía”.
Quizá para restar tensión política, Escolano optó por presentar hoy en el Congreso solo al nuevo gobernador y dejar para más adelante al subgobernador. Es una manera de buscar un mayor consenso con el PSOE si las aguas vuelven a su cauce.
El nombramiento del subgobernador no corre tanta prisa. El actual, Javier Alonso, fue nombrado el año pasado y, en teoría, tiene seis años de mandato, aunque la intención inicial era dejar el cargo al mismo tiempo que Linde. Sin embargo, pasado un tiempo, según algunas fuentes, a Alonso no le importaría cumplir el plazo de los seis años de mandato.
En principio, se barajó los nombramientos de Rosa Sánchez-Yebra, actual consejera del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB), y de David Vegara, consejero del Sabadell y ex secretario de Estado de Economía con el PSOE, como subgobernador a propuesta socialista. Este lunes se especuló con la posibilidad de que Nadia Calviño, actual directora general de Presupuestos de la UE fuera la próxima número dos.
El tándem saltó por los aires por la moción de censura del PSOE, lo que llevó al Gobierno a buscar una solución técnica con Hernández de Cos. Fuentes políticas consultadas afirman que hubiera sido muy polémico nombrar a Sánchez-Yebra, muy cercana al exministro Luis de Guindos, ya que fue su directora de gabinete. Esas fuentes y los bancos coinciden en que el conflicto político ha facilitado la llegada de Hernández de Cos, una persona difícil de criticar por su alto nivel técnico y su prestigio en las instituciones europeas y el BCE.