Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Un competidor estadounidense compra la plataforma española de venta de entradas Ticketea



Eventbrite, la mayor plataforma tecnológica de entradas y eventos del mundo, ha comprado a Ticketea, la web española de venta de tickets. La adquisición se enmarca en la estrategia del grupo de continuar con el crecimiento de su mercado en Europa, para lo que ya ha comprado ocho empresas en diferentes países desde su nacimiento en 2006. Las dos compañías han declinado revelar el importe de la adquisición, pero aseguran que la empresa mantendrá el empleo de los 57 trabajadores de Ticketea y que la compra llega con la intención de seguir creciendo e invirtiendo en su negocio en España.
"Queríamos unir fuerzas con un líder del sector en el mercado español y del sur de Europa. Estamos creciendo mucho en el continente en el norte y el oeste, y era el momento adecuado", explica Frans Jonker, director general en Europa de la estadounidense Eventbrite. Jonker se unió al grupo después de que Eventbrite comprara Ticketscript, empresa holandesa que él mismo había cofundado. El grupo ha explicado que Ticketea no va a ser una compañía independiente, aunque no ofrecen datos concretos de la fecha en la que incorporarán completamente ambos negocios. "No tenemos prisa, queremos darle tiempo al equipo, los clientes y al propio mercado para que se adapten a la nueva situación, pero nuestro objetivo es que seamos una misma compañía", explica Jonker.
"Estamos muy interesados en mantener a los trabajadores a bordo de la empresa y continuar construyendo nuestra compañía en España, especialmente alrededor de los equipos de productos e ingeniería, claves para expandir nuestro negocio en Madrid", declara Jonker. Por su parte, Javier Andrés, presidente y cofundador de Ticketea que pasará a ser director general de Eventbrite en España y Portugal, asegura que se trata de una inversión en "el talento español" y que se va a continuar apostando por los trabajadores del país. "Los equipos que tenemos en Madrid y Valencia trabajarán para la empresa a nivel global". Andrés asegura que mantenían una relación de confianza con el grupo desde hacía años, pero fue hace unos meses cuando comenzaron las negociaciones.
Con esta adquisición Eventbrite —que vende entradas de eventos como el festival de cine de Tribeca y el de música Wanderlust, entre otros— añade a su lista nuevos clientes, principalmente de la industria de la música. Así, incorporan festivales de primer nivel (Viña Rock, Tomorrowland España, Newport Folk Festival, entre otros) y actúan como distribuidores de marcas de entretenimiento como Cirque du Soleil y el Museo del Prado. Sobre la posible salida a bolsa de Eventbrite, Jonker ha explicado que es algo que no puede comentar y que son una compañía privada que "crecen independientemente", algo que de momento, asegura, "pueden seguir haciendo".
Según los datos de Ticketea, que no ha querido revelar información sobre su facturación, en 2017 utilizaron su página web 35.000.000 usuarios, con un 36% de visitas más que en 2016. Además, vendieron 5,5 millones de entradas y publicaron 25.000 eventos en su web. El valor añadido que ofrecen Ticketea y Eventbrite es que son plataformas autogestionables que democratizan el mercado, según sus creadores.
"Nosotros permitimos que cualquier persona publique su evento de manera gratuita. En el caso de que se cobre por la entrada, nos quedamos con el 10% del precio", explica Andrés. Jonker añade que ellos imponen una tasa similar a la cobrada por Ticketea en el momento, por lo que no prevé que haya "ningún gran cambio" en ese ámbito. Eventbrite ha procesado 10.000 millones de dólares en ventas brutas de entradas desde su creación, y ha impulsado eventos en 180 países diferentes.
Reventa de entradas en España
En cuanto a la reventa de entradas, un tema en el que Ticketea siempre ha mostrado firmemente su oposición, Eventbrite ha asegurado que ayudan a sus clientes "a prevenir la reventa de tickets", pero que no es algo en lo que estén participando activamente. Andrés comenta que en España el fenómeno está menos regulado que en otros países en los que actúa Eventbrite y critica la reventa especulativa. "Hay que ajustar la ley y la normativa para que las reventas especulativas no queden impunes y que las personas no se lucren con las ganas que tienen los fans de ver a sus ídolos vendiéndoles entradas muy por encima del precio inicial", sentencia.