Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Mariano Rajoy anuncia inversiones de 1.300 millones en el AVE



El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado el acto central del 25 aniversario de la inauguración de la línea de AVE entre Madrid y Sevilla, este viernes en la estación de Santa Justa, para anunciar una serie de inversiones y actuaciones en ese servicio por una valor total de 1.300 millones de euros. Rajoy ha respondido así a las demandas de mayores proyectos hacia el sur que le ha planteado en directo y a la cara la presidenta andaluza, Susana Díaz.
El presidente del Gobierno ha avanzado que Renfe ofertará ahora un total de 250.000 plazas por 25 euros para celebrar el aniversario. Además, ha comunicado la licitación en 2018 del tramo de AVE en Almodóvar del Río —que servirá para reducir el tiempo del trayecto entre Málaga y Sevilla en media hora y beneficiará sobre todo a Granada— y la contratación de 15 nuevos trenes rápidos.
Rajoy reafirmó en Sevilla, ante decenas de autoridades, altos cargos y empresarios, la apuesta por su Gobierno de mantener la infraestructura de los AVE como algo "estratégico" como todos los ejecutivos que han gobernado España desde hace 25 años. El jefe del ejecutivo llegó a considerar el AVE como "el mejor espejo en el que se pueden mirar los españoles de hoy" y una de las grandes razones para que todo el país deje de dudar de sí mismo y de sus posibilidades si se trabaja de manera conjunta y sostenida en el tiempo. El presidente del Gobierno comparó la situación de España hace 25 años con la actual, para subrayar que en este periodo se ha duplicado la renta per cápita, la riqueza del PIB, se ha pasado de que nos visiten 55 millones de turistas a más de 75 millones y en materia de trenes de alta velocidad a disponer de una red moderna y de vanguardia, la primera de Europa y la segunda del mundo, que ha superado retos orográficos como la brecha de Despeñaperros.
El entramado de AVE en España la usan ahora 357 millones de viajeros al año y Rajoy no quiso desperdiciar el momento, en pleno acoso y resurgimiento de casos de corrupción al máximo nivel en su partido, para colocar varios anuncios relevantes. El jefe del ejecutivo trasladó así que se licitará en 2018 y tras la preceptiva emisión de la declaración de impacto ambiental el tramo de AVE que sortea Almodovar del Río en Granada para recortar en media hora la conexión entre Málaga y Sevilla (unos 500 millones de inversión) y la contratación de 15 nuevos trenes de alta velocidad. Todas esas inversiones llegarán a 1.300 millones.
Celebraciones
Antes de llegar a Sevilla, Mariano Rajoy, acompañado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, realizó el mismo trayecto que hace 25 años inauguró un hito en la historia ferroviaria española: el viaje Madrid-Sevilla en AVE. A las 8.55, tras posar para los fotógrafos en la estación madrileña de Atocha, el presidente ha partido para participar en Sevilla en los actos del 25º aniversario del tren de alta velocidad. En el convoy ha viajado también Alfredo Durán, el maquinista que pilotó el primer tren (el número 13) en su primer trayecto.
El tren llegó a Sevilla a las 11.20, un total de dos horas y 25 minutos, bastante menos que lo que duraba el trayecto hace 25 años. En el viaje alcanzó una velocidad de 300 kilómetros hora frente a los 220 del primer recorrido.
Tras inaugurar una exposición fotográfica sobre el AVE, Rajoy se desplazó al Real Alcázar de la capital andaluza, en otro acto, organizado por la Cadena SER, junto al expresidente del Gobierno Felipe González, quien impulsó el proyecto del AVE.
El presidente ha viajado en el Miguel de Cervantes, el mismo tren que hizo el primer viaje, que ha sufrido diferentes remodelaciones y superado los perceptivos controles. Esta vez no conduce, pero Alfredo Durán, el maquinista que condujo este tren en su primer viaje, ha viajado junto a las autoridades. Hoy es gerente del corredor Sur y es responsable de los 18 trenes que hacen el trayecto cada día -entonces eran seis y el viaje duraba 40 minutos más que ahora.