Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La AEB reclama una regulación europea para el mercado hipotecario



El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha reclamado este jueves la necesidad de que “haya un reglamento comunitario, de obligado cumplimiento que iguale los sistemas hipotecarios" en la Unión Europea. En ese sentido, ha explicado que un reglamento comunitario se aplica directamente a los Estados miembros y es de obligado cumplimiento, mientras que una Directiva se adapta en cada país. "Hagamos un reglamento comunitario, estoy dispuesto. No tengo ningún problema, vayamos a Bruselas y pidamos un reglamento comunitario", ha manifestado Roldán durante su intervención en Los Desayunos Informativos de Europa Press. Al tiempo, añadió que “el modelo español no tiene nada que temer, otros sí”.
Por ello, el presidente de la patronal bancaria se mostró “sorprendido” de que "el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en una cuestión al final formal, encuentre defectos que ponen en peligro un sistema hipotecario que ha funcionado en conjunto muy bien". A su juicio, "el sistema hipotecario español es el sistema más garantista que hay en Europa". Luego agregó que hay países europeos en los que los desahucios de viviendas se producen sin intervención judicial. “Cuanto más envilezcamos la garantía, menos valdrá esta”, remarcó, para añadir: “En la medida en que está sometida a una gran incertidumbre, las decisiones sobre la cartera hipotecaria van a estar muy complicadas”.
En todo caso, quiso dejar claro que el desarrollo, por el momento, del mercado hipotecario español es de "recuperación sana y sostenible". "No veo elementos de recalentamiento" de la actividad. Y sobre el procedimiento extrajudicial para las cláusulas suelo impulsado por el Gobierno vía real decreto, indicó que es un "mecanismo exigente para los bancos, pero también es una oportunidad para solucionar el problema. Es mejor porque el cliente no tiene que renunciar a ningún derecho”.
Roldán ha advertido, asimismo, de que introducir cuestiones nacionales en la trasposición de la directiva europea que dará lugar a la nueva Ley Hipotecaria puede poner en peligro el sistema hipotecario español, que ha funcionado "de manera eficiente". “Ojo con utilizar la directiva para introducir cosas nacionales que nos alejen de los estándares europeos y de los estándares nacionales que tan bien han funcionado, pueden poner en riesgo el actual sistema hipotecario español", alertó. "Antes de introducir cualquier especificidad nacional, planteemos los efectos que tiene la misma sobre el mercado, la seguridad jurídica y la reputación del sistema financiero español en Europa", remachó.
Indicó, en ese sentido, que la directiva europea sobre crédito hipotecario "tiene inspiración española", pues fue defendida por un europarlamentario español. Por ello, entiende que la trasposición no debería llevar a las autoridades nacionales "a grandes problemas en cuanto a implementación práctica".
Margen para fusiones
Sobre el futuro del sector, dijo que aún queda "cierto margen" para la concentración de bancos. Lo dijo a su forma: "Sería temerario decir que aquí ya no hay margen para una mayor concentración del sector. Todavía queda cierto margen". Al respecto, ha señalado que la concentración debe tener sentido para todos los implicados, “tanto los adquirientes como los adquiridos”, y ha recordado que en España este proceso, que ha supuesto una reducción del 40% en el número de las entidades financieras, ha permitido mejorar la rentabilidad y la eficiencia del sistema. Abundando en el tema, ha añadido que, tras el proceso de concentración acometido, España está menos sobrebancarizada que otros países de Europa.
Además, explicó que la legislación hipotecaria en España "ha cumplido con eficacia su objetivo" y el 80% de las personas en España tienen casa en propiedad, a unos menores costes de financiación. "Poca gente ha quedado excluida" de la posibilidad de tener una casa en propiedad y "muy poca gente ha estado en situación de no poder pagar su vivienda", apuntó.
Respecto al próximo movimiento que se augura en el sector, la venta de Banco Mare Nostrum (BMN) y su posible integración con Bankia, Roldán se ha mostrado convencido de que la operación va a responder "perfectamente" a todos los parámetros de transparencia, tanto desde el ámbito público como desde el privado.
Preguntado por la información adelantada por EL PAÍS sobre que la supervisión del Banco de España alteró las normas al estallar la crisis, manifestó que es normal establecer criterios para homogeneizar la aproximación práctica de los inspectores y evitar 500 interpretaciones distintas de una misma norma. Hay que dar cierta homogeneidad a aplicación práctica de la norma.