Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La CNMC multa a Telefónica con 5 millones por no tramitar las averías a sus rivales



La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 5 millones de euros a Telefónica de España por una infracción muy grave por no responsabilizarse de “una gran proporción” de las averías en las líneas de los clientes de otros operadores que le alquilaban la red, considerando los trabajos que le solicitaban los rivales como una “falsa avería” y aplicándoles incluso penalizaciones mayoristas (26,12 euros por línea) por esas gestiones.
Competencia constata que en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de octubre de 2015 incumplió la llamada Oferta de Bucle de Acceso de Abonado (OBA), que establece las relaciones entre Telefónica y sus competidores cuando estos le alquilan las líneas (mayoristas) para ofrecer conexiones de banda ancha y teléfono a sus clientes. La OBA incluye, entre otros muchos aspectos, la gestión de averías y sus penalizaciones.
En este sentido, la imputación a Telefónica de una avería por un operador alternativo puede acarrear en algunos supuestos su declaración por Telefónica como “falsa avería” y conllevar el pago de dicha penalización por parte del operador alternativo.
La CNMC precisa que, sin embargo, la figura de las “falsas averías” se restringe a unos supuestos muy tasados, se deben llevar a cabo unas tareas de comprobación determinadas e identificarse claramente la causa (está prohibido imputarlas en algunos supuestos contemplados en la OBA) y deben documentarse correctamente frente al operador alternativo, condiciones que no se han cumplido en los casos analizados durante la instrucción del expediente, tal y como se indica en la resolución dictada por la CNMC.
Competencia ha acreditado un alto porcentaje de averías incorrectamente imputadas por Telefónica como “falsas” -entre el 53,8% y el 78,2% del total- y, por tanto, la gestión de las mismas “puede haber supuesto pérdidas para los operadores alternativos de varios millones de euros, además de afectar a la imagen y credibilidad de estas empresas frente a sus clientes”.
El regulador, en diciembre de 2013, vista la elevada conflictividad que presentaba la gestión de estas incidencias por parte de Telefónica y los operadores alternativos, redujo de media un 75% las penalizaciones que aplica Telefónica a sus rivales por las “falsas averías”, hasta los 26,12 euros por línea. (Ver nota de prensa y post en blog al respecto).
Recurso de Telefónica
Telefónica ha expresado su "más enérgico rechazo" a la multa impuesta por la CNMC y ha anunciado que, como en anteriores ocasiones, recurrirá ante la Audiencia Nacional y solicitará la suspensión cautelar de la sanción.
La operadora asegura que ha cumplido estrictamente con las obligaciones que le impone la OBA para la resolución de averías, y critica el método empleado por la CNMC para deducir la infracción. En este sentido argumenta que el regulador toma como muestra un centenar de las llamadas "falsas averías" sobre un total de 700.000, un porcentaje ínfimo -el 0,014%- "que evidentemente es insuficiente para extrapolar resultados".