Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Guindos busca evitar la congelación de fondos europeos a España



España juega una vez más a la defensiva en Bruselas. El ministro de Economía, Luis de Guindos, comparecerá esta tarde ante el Parlamento Europeo para explicar por qué la Comisión Europea no debe congelar fondos estructurales a España pese a haber incumplido ampliamente el objetivo de déficit el pasado año. El Gobierno debe demostrar que ha tomado las medidas oportunas para contener el agujero fiscal. La gran baza que esgrimirá Guindos para apoyar su tesis será el endurecimiento del impuesto de sociedades, con el que planea recaudar unos 8.300 millones de euros adicionales.
El ministro español intervendrá en la Eurocámara junto a su homólogo portugués, Mario Centeno, en un entorno favorable: todos los partidos rechazan la congelación de fondos. La decisión, sin embargo, está en manos de la Comisión, que deberá valorar si el esfuerzo de España ha sido suficiente. "La recaudación del impuesto de sociedades es más positiva de lo que se había proyectado. Espero que eso sea reconocido por la Comisión Europea", ha defendido Guindos a su llegada al Ecofin, que este martes reúne a los ministros de Economía y Finanzas de la UE. Precisamente la armonización a nivel europeo del impuesto de Sociedades será uno de los temas que se tratarán durante el encuentro. El análisis preliminar de Bruselas estima que la equiparación de bases imponibles supondría para España una caída de la recaudación equivalente al 0,2% del PIB, unos 2.200 millones de euros.
Guindos se explayará en el Parlamento sobre la situación que vive la economía española, cuyo crecimiento, como dejó claro ayer, superará las previsiones del Gobierno para 2016 y 2017, fijadas en el 2,9% y el 2,3% respectivamente. El ministro llegó este lunes a Bruselas, donde mantuvo un primer encuentro con sus homólogos de Economía y Finanzas. "Lo que dijo ayer el Eurogrupo es que España está creciendo por encima de la media claramente y que el sistema financiero no genera ningún tipo de incertidumbre. Fueron todo parabienes para la economía española", sacó pecho este martes.
Mientras, Bruselas presiona para que el Gobierno remita los Presupuestos "mucho antes de final de año" en palabras del comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. Guindos, por su parte, ha eludido poner fecha más allá del ambiguo "en las próximas semanas", dado que "tiene que estar consensuado con otras fuerzas parlamentarias". Bruselas espera que las cuentas incluyan un esfuerzo para reducir el déficit estructural del 0,5% del PIB, equivalente a un ajuste de 5.500 millones, pero el Ejecutivo confía en que baste con cumplir con los objetivos nominales, del 4,6% este año, 3,1% el próximo y 2,2% del PIB en 2018.