Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El PIB creció el segundo trimestre un 0,8%, una décima más de lo previsto



La economía española no se ha frenado. En el segundo trimestre del año se registró un crecimiento trimestral del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,8%, igual que en los tres trimestres precedentes. La cifra del 0,8% supone, además, una décima más de lo que se había estimado en el avance de julio, según ha confirmado esta mañana el Instituto Nacional de Estadística (INE). El crecimiento respecto al mismo trimestre del año anterior se situó en el 3,2%, frente al 3,4% del primer trimestre, en este caso, tal y como adelantó el INE.
La incertidumbre política no parece estar pasando factura al crecimiento, ya que las partidas que muestran signos de ralentización se compensan con crecimientos en otros capítulos. El consumo de las familias sigue tirando con fuerza de la economía. El gasto en consumo final de los hogares experimentó un crecimiento anual del 3,6 %, solo una décima inferior a la registrada en el primer trimestre, debido a la evolución de los distintos tipos de bienes y de servicios que lo integran. En las administraciones públicas sí hubo una variación anual solo del 0,1%, lo que supone 2,3 puntos menos que en el trimestre precedente.
La inversión en construcción evoluciona a una tasa anual del 2,1%, disminuyendo en 1 punto el registro del trimestre precedente, "como consecuencia del comportamiento de los agregados de la inversión en vivienda y de la inversión en otros edificios y construcciones", señala el INE
Sin embargo, el sector exterior mejora. Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron su tasa de crecimiento en 3 puntos (del 3,8% al 6,8%), mientras que las importaciones de bienes y servicios se incrementaron 1,2 puntos (del 5,4% al 6,6%).
Más inversiones
La demanda de activos de bienes de equipo presenta un crecimiento del 7,8% en el segundo trimestre de 2016, frente al 9,3% del trimestre anterior. Es un signo positivo, en sintonía con la evolución conjunta de los indicadores de producción y cifra de negocios industrial y de comercio exterior de este tipo de bienes.
En el segundo trimestre, el empleo aumentó a un ritmo del 2,9% en términos interanuales, tres décimas menos que en el trimestre anterior, lo que se traduce en la creación de 484.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año. En relación al primer trimestre, el empleo creció un 0,6%, tres décimas menos.
La economía gana productividad. La tasa de variación anual de la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente aumenta tres décimas, desde el 0,1% al 0,4%. Por su parte, el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada alcanza una tasa del 0,3%, dos décimas superiora la registrada en el primer trimestre del año (0,1%).