Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La inmobiliaria de Amancio Ortega ya tiene más de 6.000 millones en inmuebles



La sociedad inmobiliaria de Amancio Ortega, Pontegadea Inmobiliaria, cerró el ejercicio 2015 con un volumen total de activos de 6.058 millones de euros, casi 500 millones más que el año anterior, y un patrimonio neto de 5.460 millones, según las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil de la Coruña.
Esa es una valoración contable, en la que se incluyen los inmuebles que dicha firma posee directamente y las participacones en algunas de sus filiales inmobiliarias, tanto en España como en el extranjero. La matriz del grupo controlado por Amancio Ortega, Pontegadea Inversiones, señala en sus propia cuentas que el valor razonable de sus inversiones inmobiliarias (entre las que no se incluyen las tiendas propiedad de Inditex) asciende a 6.670 millones de euros, en función de valoraciones realizadas por expertos independientes. En este caso, el aumento en un solo año es de 1.766 millones. La inmensa mayoría de esos inmuebles pertenecen a Pontegadea Inmobiliaria y sus filiales.
Esa cifra no tiene en cuenta, además, las inversiones realizadas en 2016 por el grupo de Amancio Ortega, que como señala la propia memoria de Pontegadea Inversiones, han tenido lugar en Europa, Norteamérica y Asia. Reino Unido y Estados Unidos concentran la mayor parte de las inversiones inmobiliarias de Ortega.
Restructuración societaria
Las cuentas de Pontegadea Inmobiliaria muestran una caída del beneficio y de los ingresos, pero que no es muy representativa, porque obedece a una reestructuración societaria, tras la cual dicha firma no posee ya tiene títulos de Gartler, la sociedad que controla más de la mitad de las acciones del grupo dueño de Zara.
La reorganización ha hecho que en 2015 los beneficios de la filial inmobiliaria hayan pasado de 182 millones en 2014 a 103 el año pasado y los ingresos, de 189 a 129 millones.
“Esta disminución viene motivada, fundamentalmente, por el hecho de que en 2015 la sociedad no percibió dividendos de la sociedad participada Gartler S. L. (74 millones en 2014) como consecuencia de haber entregado todas las participaciones […] a Pontegadea Inversiones”, señala la empresa, creada en 2002.
Tras este movimiento, el peso del dinero procedente de arrendamientos tiene más protagonismo en la inmobiliaria, ya que de los 129 millones ingresado en 2015, 85 tenían su origen en alquileres. Pero, de nuevo, la cifra no es representativa de los ingresos inmobiliarios de Ortega, dado que Pontegadea Inmobiliaria no formula cuentas consolidadas. De hecho, en las cuentas consolidadas de Pontegadea Inversiones se recoge que los ingresos de la actividad inmobiliaria (contando aquí sí todas las filiales de ese negocio), se dispararon un 35%, desde 247 hasta 334 millones.
Pontegadea tiene el domicilio social en Arteixo (A Coruña), donde también está la sede central del grupo Inditex, bajo cuya propiedad se agrupas las cadenas Zara, Massimo Dutti, Zara Home… El sector inmobiliario ha sido la gran apuesta inversora de Ortega, a la que destina buena parte de los dividendos que recibe del grupo textil que lo ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo.
El beneficio de Pontegadea
Pontegadea Inversiones, que además de las filiales inmobiliarias incluye la participación en Inditex y otros negocios cerró el ejercicio con una cifra neta de negocio de 24.859 millones (en su gran mayoría concentrada en Inditex), con un aumento del 15,6%. Su resultado consolidado atribuido (excluyendo el que corresponde a los minoritarios de Inditex y de otras sociedades) fue de 1.584 millones, con un incremento del 21,7%. Menos relevantes son los resultados individuales de la sociedad Pontegadea Inversiones (795 millones de beneficio, con un aumento del 8% frente a 2014), pues sus únicos ingresos son los dividendos que recibe de Inditex y no recogen la evolución de los ingresos y el beneficio de sus filiales y participadas.
Tal y como se reflejaba ya en las cuentas de Inditex, Pontegadea Inversiones señala que la inspección de Hacienda realizada el grupo textil en España se cerró en 2015 sin impacto relevante y que hay abiertas también otras inspecciones sobre filiales entre las que destacan las de Italia, Francia, México y Turquía.
La política de inversiones inmobiliarias de Ortega consiste en comprar edificios ocupados y en zonas comerciales de grandes ciudades, en consecuencia caros. Esto le ha convertido en casero de algunas firmas rivales de Inditex, como Primark. Esta circunstancia se da, por ejemplo, en la tienda de la Gran Vía de Madrid y en una de las compras que hizo el año pasado en Londres, donde desembolsó 550 millones de euros por un inmueble en la céntrica y comercial Oxford Street.
No fue este el único movimiento de Pontegadea en la capital británica, donde a finales de año adquirió un inmueble por 325 millones. A principios de este año, Amancio Ortega compró un gran edificio en Corea del Sur por más de 300 millones y la compra más reciente que se ha conocido es la de un hotel en una de las zonas más caras de Nueva York.