Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Samsung Pay estrena en España su sistema de pagos móviles



Samsung Pay, el servicio de pago por móvil que la marca coreana está impulsando en todo el mundo, se estrenó este jueves en España, convirtiéndose en el primer país europeo que adopta esta nueva aplicación de pago móvil, sin cobro de comisiones adicionales, compatible con cualquier tarjeta y abierto a todas la entidades financieras y grupos de distribución que la quieran adoptar
El éxito de Samsung Pay dependerá precisamente de que el fabricante coreano consiga convencer al mayor número de socios comerciales y, en especial, de entidades financieras para que adopten esta solución. Por el momento, y a diferencia de otros competidores como Apple Pay, Samsung Pay es válido para casi cualquier tipo de tarjeta de crédito que usen (Visa, Mastercard o American Express).
Respecto a la entidades financieras, la aplicación de estrena con acuerdos con La Caixa, Abanca y Banco Sabadell pero aún no tiene en su portfolio a los otros tres grandes bancos (BBVA, Santander y Bankia) aunque negocia para incorporarlos. “No tiene sentido esta aplicación sino hay una escala lo más amplia posible”, ha señalado el vicepresidente de Samsung España, Celestino García.
Más activos se han mostrado con centros comerciales, gasolineras, supermercados y cadenas de restauración, segmento en el que han llegado a 200 acuerdos. Entre las firmas que han habilitado el pago están El Corte Inglés, Cepsa, Repsol, La Sureña, Domino’s Pizza, Grupo DIA, MediaMarkt, Mercadona, Phone House, Starbucks, 100 Montaditos, entre otros. También estará disponible en instituciones culturales como El Museo Nacional del Prado.
El director global de Samsung Pay, Victor Kim, indicó en el acto de presentación en Madrid que han elegido a España como cuarto país del mundo tras Corea del Sur, EE UU y China para implantar la app porque tiene la segunda mayor tasa de penetración de smartphones del mundo (88% de los usuarios que posee un móvil), por el avanzado nivel tecnológico de la banca española y por el interés de los socios comerciales.
Según un estudio que han realizado en Samsung, al 58% de los españoles le gustaría utilizar un sistema de pago móvil, seguro, sencillo, y universal. Además, al 80% le gustaría aligerar el peso de su cartera.
El servicio de pago móvil de Samsung se adelanta así a Android Pay, desarrollado por Google, y a Apple Pay, la aplicación de pagos de la marca de la manzana, cuyo lanzamiento en España está previsto para este año, pero sin que que aún se haya concretado una fecha.
Forma de uso
Activarla es muy sencillo. Basta tener un terminal compatible (todos los de la gama Galaxy 6 y 7, el A-5 y el Note 5, y los próximos modelos), bajarse la aplicación y asociar a ella una o varias tarjetas de crédito. Para ello, la app abrirá la cámara del móvil y escaneará las tarjetas de crédito y débito que estarán vinculadas a esta cuenta de Samsung Pay. Una vez comprobada la información, la app le remite un código al usuario para ingresarlo. Tras la verificación del banco queda activado el servicio. El pago también se simplifica: se abre la aplicación deslizando un dedo sobre la pantalla. Se autentifica el pago mediante la huella dactilar, aunque también se puede añadir un pin (y en el futuro la retina), y basta con acercar el móvil al terminal de venta (TPV) del comercio para efectuar el cargo.
A diferencia de otros monederos electrónicos, Samsung Pay no solo funciona en TPV inalámbricos (contacless) sino que es compatible con cualquier otro, gracias a que además de NFC incorpora la tecnología conocida como Magnetic Secure Transmission (MST), desarrollada por la marca coreana, que permite transmitir de forma magnética la información de pago almacenada en el terminal a los TPV tradicionales de banda magnética. No obstante, y según ha podido saber este diario, en España solo estará disponible para los TPV contacless, dada la gran penetración de estos aparatos. El 22% de los españoles ya realiza pagos a través del móvil. Si nos fijamos en el pago móvil en tienda física, esta forma es usada por el 6,2% de los españoles.
Otra diferencia, y quizás la más sustancial respecto a otras app de pago móvil como la de Apple o la desarrollada por las compañías de telefonía móvil, es que Samsung no cobra comisión alguna por este servicio. La descarga de la app es gratuita y las comisiones son las que cobra el banco o el emisor de tarjetas. Una de las razones por las que Apple Pay no está teniendo el recorrido que esperaba el fabricante estadounidense son las altas comisiones que cobra por la intermediación. Samsung no quiere caer en ese error.
"Solo pretendemos acercar la tecnología a la gente a través de nuestros terminales. No queremos quitarle una parte del negocio a los bancos. Por eso, casi todas las entidades están interesadas en incorporar Samsung Pay. Y hemos elegido España como país europeo de lanzamiento porque tiene una de las industrias financieras más sofisticadas del mundo", explica García.
Samsung también intenta garantizar al máximo la seguridad y la privacidad. El móvil no almacena ningún tipo de información sobre la tarjeta ni la cuenta. El número de tarjeta se sustituye por un código único cifrado (token), que descifra el banco para autorizar la transacción. Si se extravía o en caso de hurto, nadie puede hacer uso de Samsung Pay porque se necesita la huella dactilar, el pin o ambas cosas a la vez.