Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Sacyr le gana un pleito a Hacienda por 21 millones



Sacyr le ha ganado un pleito a Hacienda por m谩s de 21 millones de euros. El Tribunal Supremo ha considerado los argumentos de la constructora, que se acogi贸 a una deducci贸n fiscal en el impuesto de sociedades del ejercicio 2002, por reinversi贸n de beneficios extraordinarios obtenidos ese a帽o en la adquisici贸n del 24,5% de Vallehermoso. La Agencia Tributaria entendi贸 que no ten铆a derecho a esa deducci贸n al haber traspasado las acciones de Vallehermoso a otra matriz en una reestructuraci贸n societaria, Los tribunales le han quitado la raz贸n.
Hacienda no siempre tiene raz贸n, aunque demostrarlo lleve su tiempo. El origen del conflicto se produjo cuando Sacyr SA adquiri贸 en julio de 2002 un 24,5% de Vallehermoso por 568,7 millones de euros y decidi贸 aplicarse una deducci贸n en el impuesto de sociedades, tal y como la ley recoge para este tipo de operaciones, por 17,14 millones de euros.
En septiembre de 2002, Sacyr realiz贸 una reestructuraci贸n societaria en dos 谩reas de actividades: concesiones y servicios, y construcci贸n e inmobiliaria. En enero de 2003, los consejos de administraci贸n de Vallehermoso y Grupo Sacyr, de nueva creaci贸n, acordaron la fusi贸n por absorci贸n de la segunda por la primera, condicion谩ndola a que, con car谩cter previo, las acciones de la inmobiliaria pasaran a ser propiedad del Grupo Sacyr.
Dos recursos infructuosos
La Agencia Tributaria entendi贸 que con ese traspaso de acciones de Vallehermoso a otra sociedad se hab铆a incumplido el requisito del mantenimiento por cinco a帽os de las acciones previsto en la ley del Impuesto de Sociedades para tener derecho a la deducci贸n fiscal. Por ello, Hacienda propuso regularizar en el impuesto de sociedades de 2003 la situaci贸n tributaria de la entidad mediante la exigencia del importe de la deducci贸n por reinversiones efectuada indebidamente.
La empresa recurri贸 por la v铆a administrativa se帽alando que no se hab铆an producido los efectos propios de una desinversi贸n, ni la p茅rdida de control de la participaci贸n ni la p茅rdida de disponibilidad sobre los beneficios de Vallehermoso. Pero el Tribunal Econ贸mico-Administrativo Central (TEAC) rechaz贸 su recurso, y el 10 de noviembre de 2010 le practic贸 una nueva liquidaci贸n del impuesto de sociedades de 2003 por 21,4 millones de euros, de los que 17,5 correspond铆an a cuota y los restantes 3,9 millones a intereses de demora. La constructora llev贸 el asunto a los tribunales pero la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional volvi贸 a dar la raz贸n a Hacienda en un fallo del 6 de marzo de 2014.
El Tribunal Supremo, en una sentencia del 27 de abril pasado, anula, sin embargo, la decisi贸n de la Audiencia. Para el Alto tribunal 聯es dif铆cil entender que se considere incumplimiento de la obligaci贸n de mantenimiento de las acciones de Vallehermoso el hecho de una transmisi贸n que supuso la conversi贸n de una participaci贸n indirecta a trav茅s de la sociedad Sacyr SA, en una participaci贸n directa y tanto m谩s cuanto que las acciones no salen del grupo fiscal聰.