Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Gas Natural Fenosa prevé invertir 14.000 millones hasta 2020


Gas Natural Fenosa planea invertir hasta 14.000 millones en los próximos cinco años, fundamentalmente en redes de distribución y en aumentar la capacidad de generación de energía, según ha informado la compañía en un comunicado. La empresa ha informado, además, de que este año ha ganado 329 millones en el primer trimestre de 2016, lo que supone un 18,6% menos que en el mismo periodo del año pasado, cuando los beneficios alcanzaron los 404 millones.
La empresa ha informado en una nota de su nueva visión estratégica para el periodo 2016-2020, que presentarán esta mañana el presidente, Salvador Gabarró, y el consejero delegado, Rafael Villaseca. Según dicho plan, Gas Natural invertirá 8.100 millones en el periodo 2016-2018. En esta primera parte, 4.800 millones irán destinados a “inversiones en redes de distribución”, mientras que otros 1.800 millones se invertirán en “construir nueva capacidad de generación, fundamentalmente renovable”. Finalmente, se invertirá otros 1.500 millones en otros negocios, “principalmente Gas Natural Licuado”.
En la segunda parte del plan, que abarca los años 2019 y 2020, la empresa tiene previsto invertir 6.000 millones, 2.500 en redes de distribución y 2.700 en generación.
En total, la empresa prevé invertir hasta 7.300 millones en redes de distribución de gas natural (71% del total) y electricidad (29%) hasta 2020. El montante se distribuirá entre América Latina (57%) y Europa (43%).
Según informa Gas Natural, estas inversiones le permitirán aumentar en 3,6 millones sus puntos de suministro de electricidad y gas e incrementar la generación de electricidad en 3,5 gigavatios (GW), de los que 2,5GW procederán de fuentes renovables y 1GW en proyectos de ciclos combinados internacionales. En cuanto al gas natural, la empresa tiene previsto crecer en España y en Latinoamérica, donde pone el acento especialmente en “proyectos de gasificación de México, Colombia y Chile”.
Con este plan, Gas Natural Fenosa espera unos beneficios de 1.600 millones para el ejercicio 2018, con un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 5.400 millones, y eso después de dos años de escenario “desafiante” en el mercado de las materias primas en 2016 y 2017. Para el fin del plan, en 2020, la empresa espera unos beneficios de 1.800 millones, un 20% superiores a los de 2015, y una deuda de 15.600 millones. En estos cinco años, destinará 7.000 millones de euros a dividendos.
No obstante, en este primer trimestre los beneficios no han seguido una senda alcista y se han quedado en 329 millones, un 18,6% inferiores a los del mismo periodo de 2015, por “factores de entorno macroeconómico y energético”, según la nota de la empresa, que espera que el escenario mejore en la segunda mitad del año. La cifra de negocio ascendió a 5.954 millones de euros, casi un 17% menos que el año anterior, por “la caída en el precio de las materias primas”.