Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Las Bolsas abren a la baja tras la reunión de la Fed y del Banco de Japón



Mala acogida bursátil a las reuniones de la Fed y del Banco de Japón. Con la política monetaria convertida en uno de los pocos factores capaces de mover la aguja de las Bolsas, cualquier decisión de los bancos centrales que no vayan en el sentido de mantenimiento de los tipos en EE UU o de más estímulos en Europa y en Japón pesa como una losa en el ánimo de los inversores. El Ibex 35 español ha amanecido este jueves con una caída del 1,75% después de que la Reserva Federal dejase la puerta abierta a un nuevo endurecimiento de la política monetaria en junio y que el Banco de Japón decidiese no aplicar más estímulos, aplazase el cumplimiento de su objetivo de inflación y provocase un terremoto en el selectivo nipón, el Nikkei, que se dejó más de un 3%.
A estos factores se suma la decepción de los resultados del segundo y el tercer banco español por tamaño e ingresos en el primer trimestre del año. Los beneficios de BBVA bajaron un 5,3% en el primer trimestre del año por una mezcla de menores plusvalías, impacto de los tipos bajos en la zona euro y evolución del tipo de cambio de las divisas. Sus acciones eran las más castigadas del selectivo en los primeros minutos de cotización, en los que se dejaban casi un 6%. Por su parte, CaixaBank presentó unas ganancias un 27% inferiores a las registradas en el mismo periodo del año anterior con un descenso del 3,9% en los primeros compases de la jornada.
El resto de plazas europeas también han iniciado la sesión en negativo, aunque los números rojos son sensiblemente menores a los registrados en España. En Alemania, el Dax cae un 0,6%; en Francia, el CAC se deja un 0,8% y el FTSE de Londres baja un un 0,9%. Con este tropiezo las Bolsas europeas cambian la tendencia de las últimas semanas, en las que habían logrado neutralizar las fuertes pérdidas cosechadas en un inicio de 2016 muy negativo para los inversores.
El barril de crudo brent, la referencia petrolera en el Viejo Continente, cae unas décimas en los primeros compases de la sesión tras haber tocado el miércoles máximos de seis meses. El euro gana terreno la apertura del mercado de divisas de Fráncfort (Alemania) y se cambia por 1,1336 dólares, frente a los 1,1317 en las últimas horas de la negociación de ayer.