Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El paro sube 11.900 desempleados en el primer trimestre del año



La economía crece, pero no lo suficiente como para que el mercado laboral comience el año con buen pie. El primer trimestre del año suele ser malo para el empleo y el paro y así ha sido en 2016. El paro ha subido en 11.900 personas entre enero y marzo y ha dejado la tasa de desempleo en 21%, un décima más que en el trimestre anterior, según la encuesta de población activa del primer trimestre del año divulgada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Este incremento deja la cifra total de parados en 4.791.400. En los últimos 12 meses el paro ha bajado en 653.200 personas, un 12% menos de lo que había en el mismo periodo del año anterior.
Por su parte, el empleo ha bajado en unas 64.600 puestos de trabajo y la cifra total de ocupados queda por justo por encima los 18 millones, una cota que ganó al acabar 2015. A pesar de la destrucción de empleo, este dato es el menos malo de los últimos años. En 2015, el descenso fue casi el doble (114.300). La caída del empleo se debe exclusivamente al sector privado, que ha perdido 82.100 ocupados; en cambio, creció en el sector público.
El incremento del paro es menor que el del empleo porque ha bajado la población activa. Al comienzo de este año, el número de personas en edad y disposición de trabajar ha bajado en 52.700, por lo que toda la destrucción de empleo no se ha traducido en aumento del paro. Esta disminución, que lo es tanto en el trimestre como a lo largo del año (78.400), ha dejado la tasa de actividad en el 59,29%.
Por lo que respecta al tipo de empleo que se crea y se destruye, el primer trimestre del año es un mes propicio para la destrucción de contratos temporales y crecimiento de los fijos. Entre enero y marzo el número de asalariados cae este trimestre en 53.600 ocupados, y eso se debe exclusivamente al retroceso de los empleos eventuales, que cayeron en 106.000, mientras que los indefinidos han subido en 52.400. La tasa de temporalidad queda en el 25,04%.
Por sectores, solo en uno crece el el número de ocupados, en la industria. Son 18.000 más. En cambio, desciende en los otros tres. El que más pierde es el sector de los servicios, que se han dejado 53.400 ocupados, después la construcción (26.900) y la agricultura (2.300).