Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La deuda pública crece en febrero y supera el 100% del PIB de 2015



La deuda de España superó en febrero el 100% del PIB total que España tenía en 2015. En concreto, los compromisos de las administraciones públicas crecieron ese mes en 9.732 millones en febrero, hasta situarse en 1.081.327 millones de euros, según los últimos datos del Banco de España. Es la mayor cifra de la serie histórica. Y supone situarse por encima de la cifra del PIB de España a precios corrientes calculado para 2015, que llegó a los 1.081.190 millones de euros según la revisión de febrero. Con esa referencia, en endeudamiento de España es ahora del 100,012%.
Con esas cifras sobre la mesa, la deuda pública española se sitúa en febrero, por primera vez, por encima del 100% de su riqueza. Sin embargo, las referencias temporales son distintas: el último dato de PIB es de 2015 y el nivel de deuda, de febrero de 2016. Es difícil saber si, con cifras en ambos casos de febrero, también se supera esa ratio del 100%, ya que la economía está creciendo este trimestre. Pero los precios, que también influyen en la cifra de riqueza, están bajando. Habrá que esperar a mediados de año, con cifras trimestrales cerradas de PIB y de deuda, para saber si se supera definitivamente, por primera vez, el 100% del PIB.
Lo cierto es que la subida de la deuda de febrero en cifras absolutas es muy fuerte. El salto en un solo mes de 9.732 millones más que duplica la cifra del mismo mes en 2015, cuando se incrementó el montante en 4.790 millones de euros. La cifra total de deuda, que se coloca un 3,4% por encima de febrero de 2015, es la mayor de la serie histórica y supone volver de nuevo a la escalada tras un ligero cambio de tendencia en enero, cuando se había aligerado algo.
El mayor crecimiento, a medio y largo plazo
En febrero de 2008, antes de atravesar la dura crisis, España tenía una deuda de 0,369 billones de euros. Ahora alcanza los 1,081 billones. Según justifica el Ejecutivo, el volumen actual de deuda se produce por el elevado déficit heredado, los mecanismos de pago a proveedores y de ayuda a las comunidades autónomas, la recapitalización del sector financiero y la contribución española a los programas de rescate de Irlanda, Portugal y Grecia.
De los 9.732 millones de deuda nueva de febrero, el grueso (7.674 millones) se coloca en el segmento de medio y largo plazo, que crece un 6,2% interanual. Otros 1.849 millones son valores a corto plazo, el 8,2% más que hace un año. En ambos casos, la cifras totales también son las mayores para la serie que elabora el Banco de España.