Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Los controladores aéreos franceses convocan otra huelga de 36 horas



Los controladores aéreos de Francia han convocado una nueva huelga de 36 horas, que se iniciará este miércoles, 30 de marzo, de las 19.00 horas, hasta las 6.00 horas de la mañana del próximo viernes, 1 de abril, según informa Aena en Twitter. El gestor aeroportuario aconseja a los pasajeros que vayan a tomar un vuelo en las próximas horas con destino a Francia que consulten la situación de su vuelo con su aerolínea.
La última huelga de control aéreo en Francia, del 20 al 22 de marzo, provocó la cancelación de más de 1.000 vuelos y 500.000 minutos de retraso, lo que afectó a más de un millón de pasajeros, según los datos de la nueva alianza Airlines for Europe (A4E, Aerolíneas por Europa, en inglés).
El paro de control de tráfico aéreo (ATC) en Francia durante estos dos días causó 8.333 horas de retraso (equivalente a 347 días) a las compañías aéreas que operaron en el espacio aéreo europeo durante la huelga señala el lobby, formado por IAG, Lufthansa, Ryanair, EasyJet y Air France-KLM, Norwegian y Finnair.
Los controladores aéreos de Francia han convocado una nueva huelga de 36 horas –diez días después de que el tráfico aéreo en Europa se viera gravemente afectado– que se iniciará este miércoles, 30 de marzo, de las 19.00 horas, hasta las 6.00 horas de la mañana del próximo viernes, 1 de abril.
Se trata de la 43ª jornada de huelga en Francia desde 2009, recuerda A4E, que advierte que este nuevo paro provocará "la cancelación de cientos de vuelos y alteraciones y graves retrasos" en toda Europa. Solo el año pasado, más de 10.000 vuelos operados por miembros de A4E se vieron afectados por los 28 días de huelga en Europa.
"Huelgas injustificadas"
"Es inaceptable que las compañías aéreas y sus clientes puedan ser castigados reiteradamente por estas huelgas injustificadas. Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea para que actúe de inmediato en defensa de los consumidores", ha afirmado el director general de A4E, Thomas Reynaert.
A4E, que reconoce que el derecho de huelga es un derecho fundamental, lamenta que los planes de viaje de un millón o más de pasajeros europeos se vean afectados otra vez por este conflicto. La alianza aérea europea está trabajando en un plan de acción inmediato para tratar de minimizar los efectos de la huelga, tanto en el tráfico local como en los sobrevuelos.
No obstante, reclama a la Comisión Europea que lidere la implementación de una Estrategia Europea de Aviación "sin interrupciones", que considera "una prioridad", para el beneficio de los viajeros. Finalmente, recuerda que el impacto negativo de las huelgas de control aéreo (ATC) en Europa es "clave" para las compañías aéreas que conforman esta alianza y para sus clientes.