Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La campaña del referéndum por el ‘brexit’ pasa factura a la libra



El debate sobre si Reino Unido debe o no permanecer en la Unión Europea se libra también en los mercados. La libra esterlina baila al ritmo de la campaña en apoyo y en contra del brexit. Las declaraciones de Boris Johnson, alcalde de Londres, que manifestó ayer que animará a votar a favor de la salida británica de la UE, han hecho bajar con fuerza el valor de la divisa. En concreto, con respecto al euro se deja la mañana del lunes más de 1,3% y con respecto al dólar, cerca del 1,7%.
El pasado viernes, el acuerdo alcanzado por el primer ministro David Cameron con Bruselas sobre la permanencia en la UE, fue el pistoletazo de salida oficial para la campaña de cara al referéndum que se celebrará en junio. Ese día la libra reaccionó con subidas, como el jueves. Las palabras de Johnson hoy, y la continuación del debate sobre el tema en Reino Unido, han borrado de un plumazo las subidas. A media mañana la libra se cambia por 1,27 euros. Con respecto al dólar, está en 1,41 billetes verdes. Se acerca así a los niveles alcanzados en marzo de 2014.
"La libra está cayendo después del trato cerrado por el primer ministro Cameron en la cumbre de la UE porque no logró aliviar los temores acerca brexit", apunta Valentin Marinov, analista de divisas del banco de inversión Crédit Agricole . "El hecho de que miembros destacados del Partido Conservador hayan anunciado que harán campaña a favor de que Gran Bretaña deje la UE eleva las preocupaciones de los inversores sobre que los riesgos del brexit crezcan pese al acuerdo de la semana pasada", añade.
La inestabilidad y la volatilidad, avanzan los analistas, va a dominar el mercado en las próximas semanas, que van a estar marcadas por las declaraciones y las encuestas sobre voto y participación. "Incluso aunque una salida de la UE no sea lo probable, la incertidumbre y la preocupación que van a mantenerse van a pesar sobre la libra esterlina", añade Kengo Suzuki, estratega de divisas de Mizuho Securities con sede en Tokio. "En el frente económico no hay muchos elementos que puedan presionar a la moneda, pero la incertidumbre por una potencial salida", apunta, mantendrá la divisa con respecto al dólar "en un rango de entre 1,40 y 1,50 dólares".