Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Bankia gana 1.040 millones de euros en 2015, un 39,2% más



Bankia logró un beneficio neto atribuido de 1.040 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento del 39,2% sobre las ganancias de 747 millones registradas en 2014, según ha informado este lunes la entidad. La entidad mantuvo sus ingresos y redujo los gastos y las provisiones por la caída de la morosidad, al tiempo que cumplió los objetivos de su plan estratégico, lo que le ha permitido mejorar el resultado, a pesar de las reservas que ha realizado para hacer frente a la oleada de demandas por la salida a Bolsa.
La rentabilidad de Bankia sobre fondos propios (ROE) se situó en el 10,6%, frente al 8,6% de 2014, si no se tienen en cuenta las provisiones realizadas para hacer frente a las demandas por la salida a Bolsa. Si se contemplan estas, el ROE habría sido del 9% en 2015, frente al 6,6% de 2014. Según señala la entidad, la provisión por los litigios de la venta de acciones supone un impacto neto en resultados de 184 millones de euros.
El ratio de morosidad cayó en el año en más de dos puntos, al pasar del 12,9% al 10,8%. De forma paralela, mejoró la tasa de cobertura sobre los saldos dudosos que permanecen en balance, que subió del 57,6% al 60%. Además de bajar la morosidad, Bankia también se desprendió de muchos activos adjudicados, cuyo valor neto en balance pasó de los 2.877 millones de euros de finales de 2014 a los 2.689 millones de diciembre de 2015. Detrás de este descenso está el incremento en las ventas de activos. En el conjunto año, Bankia vendió 9.180 activos, un 52% más que en 2014.
La mejora de la calidad del balance de Bankia, después de reducir el saldo de créditos dudosos y los activos adjudicados, permitió redbajar los saneamientos. El banco tuvo que hacer provisiones por dudosos y adjudicados por importe de 724 millones de euros, un 34,6% menos. El coste del riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) bajó de 0,60% de 2014 al 0,43% de 2015. El resultado después de provisiones creció un 12,5%, hasta 1.597 millones, y el beneficio antes de impuestos se elevó a1.636 millones de euros, un 33,6% más.
En el caso de BFA, matriz de Bankia, obtuvo en 2015 un beneficio después de impuestos de 1.597 millones de euros, lo que supone casi multiplicar por cuatro las ganancias de 418 millones del ejercicio anterior.
Dividendo y ayudas públicas
El consejo de administración de Bankia ha acordado oficialmente proponer a la próxima junta general de accionistas del banco el abono de un dividendo de 2,625 céntimos de euro por acción con cargo a las ganancias de 2015. En términos absolutos, Bankia retornará a sus accionistas 302 millones de euros.
Gracias al pago de dividendos, el Estado, a través de BFA, recuperará —tomando como referencia su participación actual en Bankia del 64,2%— otros 194 millones de euros de ayudas públicas, lo que elevará el montante ya devuelto por Bankia a 1.626 millones de euros.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado a través de un comunicado que Bankia ha sido capaz de cumplir los objetivos comprometidos. "Somos un banco muy sólido, muy solvente y muy rentable. Y estas fortalezas son las que nos permiten proponer un incremento del dividendo del 50%, en definitiva, seguir avanzando en la devolución de las ayudas a los contribuyentes", ha resaltado.
Más actividad comercial
Los recursos de clientes, incluyendo depósitos ,fondos de inversión, planes de pensiones y seguros, se elevaron en 3.795 millones, un 3,3%. El avance se registró tanto en la rúbrica de depósitos (+2,2% y 2.064 millones más) como en la de recursos fuera de balance (+8,2% y un alza de 1.731 millones).
En cuanto al crédito, por el lado de los préstamos a autónomos, pymes y empresas la nueva facturación alcanzó los 13.963 millones de euros, un 16,6% más. En el caso del consumo, se otorgaron 1.213 millones (+38%). Los ingresos por comisiones permanecieron básicamente estables (-1%) al alcanzar los 938 millones de euros en el conjunto de 2015.