Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El FMI sube su previsión para España pese a la incertidumbre política



La bajada en los precios del petróleo y otras materias primas puede brindar un impulso mayor del previsto a la demanda en los países importadores de petróleo. Es el caso de España, que recibe buenas noticias desde Washington: los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) prevén ahora un crecimiento del producto interior bruto (PIB) español mayor que el que proyectaron inicialmente para los próximos dos años. La subida que vaticina el FMI para España es, además, la corrección al alza más elevada que realiza entre las grandes economías mundiales.
La economía española crecerá un 2,7% en 2016 y un 2,3% en 2017, según las previsiones del Fondo, lo que supone una corrección al alza de 0,2 y 0,1 puntos porcentuales respectivamente, respecto a las previsiones del FMI de octubre pasado. Esta corrección llega pese a la situación de incertidumbre política derivada de los resultados electorales del pasado 20 de diciembre, que dificultan la formación de un nuevo Gobierno, y el deterioro de las perspectivas globales, un hecho que sí llevó a las agencias de calificación Fitch y Moody's a avisar del posible impacto en la economía española.
El FMI sigue así la senda del Banco de España, que justo dos días después de las elecciones también elevó la previsión de crecimiento para España de cara al 2016, en su caso, al 2,8%, una décima más que el Fondo.
El Fondo ha publicado este martes la actualización de sus previsiones económicas, en la que prevé un menor crecimiento mundial. El informe del organismo, de solo 7 páginas, no da explicaciones específicas sobre España. Las previsiones del Fondo sobre el crecimiento español eran pesimistas en comparación con la de la mayoría de los economistas. Ahora se sitúa en línea con la media de los principales servicios de estudios, que esperan un crecimiento del 2,7% para este año y del 2,4% para el próximo.
El mayor crecimiento entre las grandes economías
La revisión al alza del crecimiento español es la mayor para 2016 empatada con Alemania (aunque esta crecerá menos: 1,7% y 1,7%), de las cuatro principales economías de la zona euro. La proyección de crecimiento de la eurozona en su conjunto apenas se corrige (solo 0,1 puntos porcentuales más el primer año) con respecto a lo estimado en octubre: crecerá un 1,7% en 2016 y otro tanto en 2017.
España será el país europeo que más crezca de los cinco grandes, seguido por Reino Unido (2,2% cada año) y Alemania (1,7% tanto este año como el próximo). El Fondo mantiene sus previsiones para Italia (1,3% y 1,2%) y rebaja las de Francia, que queda en el 1,3% y 1,5%.
El crecimiento español también superará este año al de Estados Unidos, Japón y Canadá, con lo que se situará al frente de las grandes economías desarrolladas del mundo, pero perderá algo de fuelle en 2017, año en que EE UU volvería a situarse a la cabeza.