Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El déficit comercial baja un 1,1% y las exportaciones baten un nuevo récord



El déficit comercial español se situó en 18.642 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 1,1% menos que en el mismo periodo del año pasado, según los datos difundidos este jueves por el Ministerio de Economía y Competitividad. Este resultado es consecuencia directa del crecimiento en un 4,4% de las exportaciones, hasta los 186.261 millones —una cifra que supone un nuevo máximo en la serie histórica— y del avance algo menor de las importaciones —del 3,9%, hasta los 204.903 millones—.
Hasta septiembre, la tasa de cobertura (el porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con el dinero recibido por las exportaciones) se situó en el 90,9%, medio punto más que en el mismo periodo de 2014. Según Economía, la "sustancial" caída de los precios de la energía permitió reducir el déficit energético —una constante en la economía española— en los nueve primeros meses un 30,1%, mientras que el saldo no energético registró un superávit de 2.034,1 millones, por debajo de los 10.704 de los nueve primeros meses del año pasado.
En la nota hecha pública este jueves, el Ministerio subraya que la tasa de crecimiento de las exportaciones españolas acumulada hasta el noveno mes del año supera la de Italia (+4,2%) y Reino Unido (-0,8%), es similar a la de Francia y la zona euro (+4,5% y +4,6%, respectivamente), pero inferior a la de Alemania (+7,1%) y la del conjunto de la UE (+5,2%). Fuera de la Unión, Japón registró un notable crecimiento de sus exportaciones, del 6,5% interanual, y EE UE una caída del 6% interanual.
Entre enero y septiembre han evolucionado positivamente las exportaciones de casi todos los sectores productivos, salvo las de productos energéticos (-27,9% interanual, también arrastradas por el desplome del petróleo); otras mercancías (-21,1%), y materias primas (-1,9%, cuya cotización ha sufrido un fuerte revés en los mercados internacionales).
En cambio, las exportaciones de los bienes de equipo (casi un 20% del total) crecieron un 3,5% interanual, especialmente el sector del automóvil, que registró un aumento de sus exportaciones del 19,7%, con una participación del 16,8% sobre el total. Los sectores de alimentación, bebidas y tabaco (16% del total) y de productos químicos (14,7% del total) elevaron sus ventas al exterior un 9,4% y un 7,4%, respectivamente.
En consecuencia, las principales contribuciones positivas al crecimiento en el periodo de las exportaciones provinieron del sector automóvil; alimentación, bebidas y tabaco; productos químicos; manufacturas de consumo, y bienes de equipo. Las únicas contribuciones negativas provinieron exclusivamente de los sectores de productos energéticos y otras mercancías.
Importaciones y destinos exportadores
En cuanto a las importaciones, Economía destaca que la consolidación de la recuperación de la economía española y, en particular, el avance de la inversión explica el crecimiento del 18,7% de las importaciones de bienes de equipo (19,7% del total).
Las importaciones del sector del automóvil aumentaron un 17,8% hasta septiembre por la recuperación del consumo y la "pujanza" de las exportaciones del sector, mientras que las compras de manufacturas de consumo avanzaron en este periodo un 14,2% y las de bienes de consumo duradero, un 14,1%.
Según Economía, la consolidación de la recuperación económica en el bloque occidental y, muy especialmente, en la Unión Europea, explica que las exportaciones dirigidas a esta región (64,7% del total) crecieran un 6,2% entre enero y septiembre de 2015 respecto al mismo periodo del año anterior. En el caso de las ventas a la zona euro (50,5% del total), el incremento fue del 5,4%. Así, los países con una mayor contribución positiva a la tasa de variación internacional de las ventas exteriores fueron Alemania (0,8%), Italia (0,6%), Francia (0,6%) y EE UU (0,5%).
En el lado contrario, el parón de los emergentes —arrastrados por el frenazo de la economía china y por el descalabro de las materias primas— provocó que las mayores contribuciones negativas se correspondiesen con Rusia (-0,4%, por la pérdida de vigor por su economía y por el veto a la compra de alimentos frecos), Argelia (-0,2%), Gibraltar (-0,1%) y Brasil (-0,1%).
Las exportaciones a otros destinos aumentaron en este periodo un 1,4% interanual y representan el 35,3% del total, con crecimientos destacados de las exportaciones a América (+10,6%), a Asia (+6,3%) y a Oceanía (+13,9%). Dentro de estas regiones sobresalen los aumentos de las ventas a Estados Unidos (+12,4%), China (+7,2%), México (+22,1%) y Arabia Saudí (+42,1%).
Déficit de 2.571 millones en septiembre
Sólo en el mes de septiembre, el saldo comercial registró un déficit de 2.571 millones de euros, un 8,3% superior al del mismo mes de 2014, tras un avance de las exportaciones del 1,1% en términos interanuales, hasta los 21.424 millones de euros, y un aumento del 1,8% de las importaciones, hasta sumar 23.995 millones.
La tasa de cobertura se situó en septiembre en el 89,3%, porcentaje seis décimas inferior al de septiembre de 2014 (89,9%). El saldo no energético arrojó un déficit de 704,1 millones de euros (superávit de 322,6 millones de euros en septiembre de 2014), mientras que el déficit energético se redujo un 30,8%.