Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El español Álex Cruz presidirá British Airways desde abril



IAG ha mejorado sus previsiones para el periodo comprendido entre 2016 y 2020 y ha anunciado el nombramiento de Álex Crux, actual presidente y consejero delegado de Vueling, como nuevo presidente de British Airways a partir del próximo mes de abril.
Crux sustituirá a Keith Williams, que se jubilará tras 18 años en la aerolínea, según ha informado este viernes el grupo IAG en un comunicado. Álex Crus dependerá de Willie Walsh, que seguirá como presidente ejecutivo del grupo IAG, al que pertenecen British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus.
Asimismo, Nick Swift dejará su cargo como director financiero de British Airways en abril del próximo año y será reemplazado por Steve Gunning, actual consejero delegado de IAG Cargo.
IAG, el holding que engloba a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus, ha procedido a estos cambios operativos en el equipo directivo de sus compañías operadoras y ha señalado además que anunciará nuevos nombramientos cuando sea oportuno. Queda pendiente escoger un nuevo primer ejecutivo para Vueling y para IAG Cargo.
“Acepto este cargo en British Airways con gran satisfacción y espero trabajar el próximo año en una de las más grandes e icónicas aerolíneas del mundo. El desafío de British Airways es continuar brindando un excelente servicio a sus clientes asegurando, al mismo tiempo, el cumplimiento de los objetivos financieros que IAG ha establecido para nosotros. Me gustaría agradecer a todos los que forman parte de Vueling por todo lo que hemos logrado en conjunto y estoy seguro de que la compañía continuará fortaleciéndose día a día”, ha señalado Cruz a través de un comunicado de IAG.
Mejora de previsiones
Al tiempo, IAG, que celebra hoy su día del inversor, ha mejorado sus previsiones. Dentro de la mejora "significativa" en sus objetivos de largo plazo de rentabilidad y flujo libre de caja para el accionista para el periodo 2016-2020, la compañía ha anunciado un beneficio antes de intereses, impuestos y depreciación (Ebitdar) de en torno a 5.600 millones de euros en promedio por año (comparado con 5.000 millones de euros en promedio por año previamente).
El margen de beneficio operativo se situará entre el 12% y 15% (comparado con entre el 10% y el 14% previamente). También eleva de más del 10% a más del 12% el crecimiento medio del beneficio por acción (BPA).
El flujo libre de caja para el accionista ('equity free-cash flow') será de entre 1.500 millones de euros y 2.500 millones de euros por año (comparado con entre 1.000 millones de euros y 1.500 millones de euros por año previamente).
La compañía sitúa el objetivo de inversiones inferiores a 2.500 millones de euros por año (comparado con entre 2.000 millones de euros y 3.000 millones de euros por año previamente).
El grupo mantiene su previsión de aumentar la capacidad (medida en asientos por kilómetro) entre el 3% y el 4% anual y el endeudamiento en unos niveles que permitan una calificación crediticia alta (grado de inversión).