Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La acusación por los delitos menos graves contra Assange prescribe hoy



La fiscalía sueca ha cerrado una parte de las acusaciones que pesaban sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, por haber prescrito los cargos de acoso sexual formulados por dos ciudadanas suecas, según el portal sueco de noticias Dagens Nyheter.
"Julian Assange ha permanecido voluntariamente lejos de la justicia refugiándose en la embajada ecuatoriana. Ahora que el plazo de prescripción ha pasado para algunos de los cargos me veo obligada a suspender la investigación", lamentó la fiscal Marianne Ny, en un comunicado difundido por su departamento.
Assange está refugiado en la embajada de Ecuador de Londres desde junio de 2012, en que la fiscalía sueca presentó su demanda formal contra él.
La fiscalía sueca ha dejado caer esos casos, tras no haber podido presentar a tiempo una acusación formal suficientemente fundamentada para llevarla adelante, ya que no pudo interrogar a Assange.
El fundador de Wikileaks se ha negado reiteradamente a acudir a Suecia para responder de esos cargos, por considerar existía el peligro de que se le extraditara a Estados Unidos.
La alternativa habría sido realizar el interrogatorio en la embajada ecuatoriana de Londres, pero para ello precisaba la autorización de las autoridades británicas, además de las de Quito, lo que hasta ahora no ha obtenido.
La parte de la acusación que queda sobreseída se refiere a los delitos de acoso sexual presuntamente cometidos en 2010, mientras queda pendiente la acusación de violación, que no prescribiría previsiblemente hasta 2020.