Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Vueling gana en dos años el beneficio que según la opa iba a lograr en seis


Vueling cerró 2014 con un beneficio neto de 98 millones de euros, según las cuentas aprobadas por el consejo de la compañía. Con ello, ha logrado en dos años unos beneficios de 191,7 millones de euros. Esa cifra es superior a la que se contemplaba para un periodo de seis años en el informe de valoración que sirvió para que la CNMV aprobase una opa de exclusión de Bolsa de la compañía a un precio que ha resultado un gran negocio para IAG.
La ley impide lanzar una opa para excluir una empresa de Bolsa a un precio que sea inferior al que resulte de tener en cuenta una serie de métodos de valoración. Para lograr que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorizase a IAG su opa sobre Vueling en 2013, el grupo fundado por Iberia y BritishAirways encargó un informe de valoración a la consultora PwC.
Ese informe sirvió para que se aceptase el precio de 9,25 euros por acción, que suponía valorar en 276 millones a Vueling, una firma que había salido a Bolsa a 30 euros por acción. Sin embargo, las proyecciones en que se fundamentaba ese informe, avaladas por Vueling e IAG, no han tenido casi nada que ver con la realidad.
Previsiones del informe de PwC
El informe, fechado en mayo de 2013, preveía que Vueling lograse ese año un beneficio neto de 29,9 millones. La realidad es que ganó más del triple: 93,39 millones. Para 2014, el error ha sido aún mayor: el informe decía que Vueling iba a ganar 30,1 millones y el resultado neto ha sido de 98,3 millones, según las cuentas formuladas el pasado 16 de marzo. También el beneficio de explotación real, de 147,4 millones, ha triplicado con creces la previsión de PwC, de solo 43,1 millones.
La proyección de la cuenta de resultados resultó decisiva para el método de valoración más importante. Para sus estimaciones, PwC usó el presupuesto y el plan de negocio de Vueling, es decir, las proyecciones financieras e hipótesis facilitadas por la propia Vueling, controlada ya por IAG.
Aval de Vueling e IAG
En su informe, PwC reiteraba descargos y limitaciones al alcance de su trabajo, que protegen a la firma de responsabilidades jurídicas o económicas. Hay uno especialmente significativo: “Nuestros análisis y el caso base han sido discutidos y compartidos con la dirección [de Vueling] y el equipo gestor de IAG, habiéndonos ambos manifestado que, en líneas generales, les resultan razonables y habiéndonos confirmado asimismo por escrito que los contenidos del informe sobre hechos de su conocimiento no contienen errores u omisiones relevantes que puedan afectar significativamente a la conclusión de nuestro trabajo”.
Pese a que IAG y Vueling avalaron las previsiones, el error sobre el beneficio neto ha sido de más del 200% tanto en 2013 como en 2014. Los 191,7 millones que ha ganado Vueling en dos años superan los 185 millones que el informe preveía para seis años.
Vueling ha acordado repartir este año un dividendo de 97,56 millones, o 3,26 euros por acción, lo que supone una rentabilidad del 35% sobre el precio de la opa. El beneficio neto logrado en dos años supone casi el 70% de la valoración de la opa.
Vueling logró en 2014 más ingresos y el doble de beneficios operativos que Aer Lingus. IAG ha ofrecido 1.400 millones por la irlandesa, cinco veces lo que ofreció por Vueling, una compañía que compró en el momento exacto y a precio de ganga.