Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

Crece la brecha salarial entre los trabajadores precarios y fijos



La crisis se ha cebado más con el trabajo precario que con el empleo de calidad. Un asalariado temporal ganaba en 2013 un sueldo medio anual de 15.433 euros, el 63,4% de lo que ingresaba un indefinido, según el Instituto Nacional de Estadistica (INE). Cinco años antes, este porcentaje ascendía al 69%. Una tendencia similar se observa entre quienes trabajan por horas. La evolución de sueldos en 2013 confirma su devaluación de los últimos años y sitúa el salario más habitual en España en 15.500 euros brutos, es decir, el sueldo mensual se sitúa en 1.291 euros si se divide la cantidad anual por 12.
El salario medio en España se situó en 2013 en una ganancia media de 22.697,86 euros, un 0,1% menos que el año anterior. Y el sueldo más común ascendió a 15.500 euros. Esto sitúa la nómina más frecuente entre los españoles en casi 1.300 euros al mes prorrateando las pagas extra. Esta cantidad desciende hasta poco más de 1.100 euros sobre 14 pagas al año, esto es, con las dos extraordinarias.
Sin embargo, tras estos datos se esconde la desigual evolución del sueldo de quienes tienen un empleo precario y uno de calidad, entendido como uno fijo y de jornada completa, según apunta la encuesta anual de estructura salarial divulgada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos referentes a 2013. Ese año los empleados con un contrato indefinido cobraron de media un sueldo bruto anual de 24.333,43 euros, 56 euros más que el ejercicio anterior. Por el contrario, las ganancias de quienes tienen un empleo temporal cayeron mucho más, en 460 euros, hasta quedar en 15.433,14. El resumen de este rosario de datos es que un asalariado temporal gana, de media, el 63,4% de lo que ingresa uno fijo.
Esta tendencia no es nueva. Hasta 2009, las ganancias de los temporales se iban acercando. Ese año, el sueldo de este colectivo suponía el 69,6% de lo que ingresaban los indefinidos. Pero desde entonces, la brecha se ha ensanchado hasta el 63,4%.
Lo mismo se observa cuando se comparan las ganancias de quienes trabajan a jornada completa y quienes lo hacen por horas. Los primeros ganaron un sueldo bruto de 26.345,72 euros; los segundos, el 38,2% de esta cantidad, concretamente 10.056,10 euros.
Ese porcentaje cinco años antes era cuatro puntos mayor, 42,4%.
Diferencias de género
Teniendo en cuenta que son las mujeres quienes más trabajan a tiempo parcial y con contratos, esto explica —solo en parte— la brecha salarial de género que existe en España. El sueldo medio de una mujer ascendió 19.514,58 euros, el 76% de lo que gana un hombre.
La encuesta anual de estructura salarial es una estadística elaborada por el INE a partir de los datos recabados de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Hay que tener en cuenta que las cifras de ganancias anuales de esta estadística son brutas, es decir, incluyen lo que paga el trabajador por el IRPF y su parte de cotizaciones sociales (aunque es el empresario quien las ingresa en la Seguridad Social).
En los datos divulgados ayer hay varios que confirman la devaluación salarial de los últimos años. El primero sería el salario medio que retrocedió un 0,1% respecto a 2012, un año en que la inflación avanzó un 0,3%. En el mismo ejercicio también bajó el salario mediano, el que divide en dos partes iguales al colectivo total entre quienes ganan más y menos, de 19.040,9 euros a 19.029,6.
Hay otras cifras que apuntan en la misma dirección: el peso creciente de los trabajadores cuyo sueldo anual equivale a salario mínimo interprofesional (9.034 euros al año en 2013) o menos, que ya ha llegado hasta el 13,28%, la cifra más alta desde, al menos, 2004.
Si a este colectivo se añaden los que están en el siguente escalón (los que ganan entre una y dos veces el SMI, o lo que es lo mismo entre 9.034 euros y 18.068), el porcentaje crece hasta los 46,2%, tres puntos más que en 2008.
El peso creciente de estos dos grupos explica la creciente desigualdad en el mundo laboral. Según el índice gini salarial, elaborado por el INE a partir de esta encuesta, en 2013 se situó en el 34,6. Este es el dato más alto desde 2008. El índice gini es un indicador que mide la desigualdad en el que cero sería la igual absoluta y 100 el extremo contrario.
En lo referente a sectores, los trabajadores del sector energético son los que tienen un sueldo medio más alto, 52.827,86 euros. Por contra, quienes están en lo más bajo de la tabla son quienes trabajan en la hostelería con una media de 13.851,08 euros.