Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

La CNMC enmienda la plana al Gobierno en la previsión eléctrica



La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) discrepa de las previsiones del Ministerio de Industria sobre la demanda eléctrica de los próximos seis años, de la planificación de las infraestructuras que se construirán hasta 2020 y le enmienda la plana en cuanto al autoconsumo energético, que califica de “imprescindible” pocos días después de que el Gobierno anunciara un real decreto que lo dificulta. En un informe hecho público este jueves, el regulador único (que aglutina los antiguos reguladores de Energía, Telecomunicaciones y Competencia) también critica el pronóstico del Gobierno sobre el coche eléctrico —medio millón de vehículos de este tipo en 2020—, un cálculo “muy alejado de la realidad actual”.
El informe de la CNMC analiza la Propuesta de Planificación de la red de transporte de energía eléctrica 2015-2020, un documento que elabora periódicamente el Gobierno y que sirve de referencia al sector eléctrico nacional en varias cuestiones, desde las necesidades del sistema para garantizar el suministro de energía a largo plazo a las futuras inversiones en instalaciones de transporte (líneas, subestaciones...). La CNMC considera que la previsión de la demanda de electricidad que hace el Gobierno para los próximos años es incorrecta. Según el informe, aumentará de media un 1,7% anual hasta 2020, con un crecimiento más moderado este año y el próximo “en línea con la senda de recuperación económica” y que posteriormente rozará el 2%. La planificación del Gobierno señala, en cambio, un crecimiento medio del 2,3% entre 2013 y 2020.
Las diferencias en los cálculos llevan a la CNMC a afirmar que “parece necesaria la actualización de la previsión de la evolución de la demanda”. De hecho, el informe cree que sería conveniente “actualizar el documento de planificación” cada tres años. El supervisor y regulador recuerda que durante la elaboración de la propuesta se han producido “cambios importantes” en el escenario económico previsto y en los precios de la energía que no quedan correctamente reflejados en las previsiones finales.
La CNMC aprovecha el informe para manifestar su malestar por haber tenido conocimiento del borrador a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) y no por el propio Gobierno. “La CNMC no ha tenido ocasión de participar en los debates previos”, lamenta el texto. Algo que sí ocurrió durante la elaboración de la anterior propuesta, añade. “La CNMC no ha tenido acceso a los comentarios, alegaciones y/o contribuciones que las comunidades autónomas y personas físicas y jurídicas interesadas hayan podido formular”, insiste.
Tampoco en el capítulo dedicado a la planificación de las infraestructuras está de acuerdo la CNMC con la receta que propone el ministerio que dirige José Manuel Soria. Considera que, teniendo en cuenta “la coyuntura económica y el entorno de contención de los costes del sistema que ha pretendido la reforma energética abordada”, las inversiones previstas en la red de transporte son “elevadas”. “De hecho”, insiste el informe, “dicho volumen de inversión total sobrepasaría en todos los años del periodo, salvo en 2015, el volumen máximo de inversión fijado” por la normativa.
A la CNMC también le “extraña” el reparto de la inversión entre las actuaciones por mallado —refuerzo— de la red de transporte (80%) y las otras actuaciones asociadas a la demanda o a la generación (20%). Cree que habría que “replantearlo”. El informe considera que dado que la calidad del servicio es “más que aceptable” actualmente no es necesario invertir tanto (1.300 millones de euros) en el mallado de la red. Seguir haciéndolo provocaría un sobrecoste que habría que evitar, concluye. En total, las inversiones que prevé el Gobierno en la red de transporte eléctrico entre este año y 2020 ascienden a 4.411 millones de euros, según el texto.
El informe del regulador también discrepa de la propuesta de cerrar subestaciones construidas porque implicaría “tener que realizar onerosas inversiones tanto en la red de transporte como en las redes de distribución asociadas a las mismas”.
Crecimiento del 2% anual
La planificación eléctrica del Gobierno señala que las energías renovables son las únicas para las que se espera un crecimiento hasta 2020, de en torno al 2% anual (los productos petrolíferos disminuirían un 3% anual). Industria prevé contar en 2020 (con respecto a 2013) con entre 4.500 y 6.500 MW eólicos adicionales, 1.400 MW de solar fotovoltaica y casi 300 MW de biomasa, biogás y residuos sólidos urbanos. Al mismo tiempo, el documento prevé retirar temporalmente 6.000 MW de ciclos combinados.
Las energías renovables cubrieron el 42,8% de la producción total de energía en 2014, según datos de Red Eléctrica Española. En 2013 supusieron el 42,2%.
La CNMC no cree posible que se pueda llegar al objetivo de generación solar con las condiciones actuales. Para hacerlo, señala el informe “sería necesario agregar varios miles de pequeñas instalaciones fotovoltaicas, presumiblemente sobre cubierta”. El autoconsumo, concluye el texto, es “imprescindible”, y debería contar con una normativa específica que permita vender al sistema la energía no consumida.
En cuanto a la implantación del coche eléctrico en España, la CNMC cree que la previsión de Industria de contar con 500.000 vehículos de este tipo en 2020 no es realista. En 2014 esperaba 250.000, una cifra “muy alejada de la realidad actual”, señala el informe. En 2013 solo se vendieron 857 unidades en España, según datos de la patronal Anfac.