Bolsa e Inversión
Una fuente indispensable de información a su servicio

El Gobierno de México pide auditar los contratos que ha dado a OHL


El escándalo de la filial mexicana de OHL comienza a preocupar al Gobierno de Enrique Peña Nieto. Las nuevas grabaciones telefónicas filtradas este martes en las que directivos de la constructora discuten supuestos pagos a magistrados han obligado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a ordenar auditorías sobre los contratos vigentes que tiene con la empresa.
Un comunicado del Gobierno ha informado de que será la Secretaría de la Función Pública (SFP) la encargada de llevar a cabo las investigaciones para corroborar que los concursos que OHL ha ganado fueron hechos “con apego a la legalidad y bajo principios de transparencia”. La secretaría es la oficina anticorrupción del Gobierno mexicano. Estuvo acéfala durante 25 meses hasta que estalló otro escándalo, el del supuesto conflicto de interés por la casa que la esposa del presidente compró a una constructora beneficiada por el Gobierno.
La SCT no ha señalado cuando estarán listas las auditorías, que serán solicitadas oficialmente este miércoles. Actualmente, la empresa española está encargada del tercer tramo de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco y la tercera ciudad más importante de México. La obra, de más de 2.000 millones de pesos, fue adjudicada en agosto de 2014. En ese entonces los empresarios locales se lamentaron de que ninguna constructora local fuera favorecida, como en las dos fases anteriores.
OHL también planea millonarias inversiones en el Caribe mexicano. En marzo la empresa presentó su Ciudad Mayakoba en Playa del Carmen, Quintana Roo. Es un proyecto que contempla 17.000 residencias en la Riviera Maya. En la zona ya posee un lujoso hotel y piensa construir dos más.
Las nuevas grabaciones han provocado una caída de las acciones de la empresa. Esta mañana, al inicio de la sesión de la Bolsa Mexicana de Valores, los títulos se desplomaron un 7%. La empresa logró recuperarse y al medio día la caída era de 2.22%. No obstante, el diario El Financiero reporta que las acciones de la empresa han perdido el 35% de su valor en los últimos 12 meses (16% entre enero y mayo de 2015).
El escándalo de escuchas telefónicas comenzó a mediados de mayo, cuando conversaciones telefónicas de directivos de la empresa fueron filtradas a YouTube. En las charlas los empresarios discutían sobre el aumento de tarifas de peaje y las inversiones que tenían comprometidas en el Estado de México, justificadas supuestamente con números falsos.
En otra conversación, Pablo Wallentin, jefe del gabinete del Presidente de la filial en México, gestionaba para pagar las vacaciones de Navidad a Apolinar Mena, el secretario de Comunicaciones del Estado de México. Wallentin y Mena dejaron sus cargos presionados por un escándalo que ha dejado de ser local y se ha convertido, con la petición de las auditorías, en uno de magnitud nacional.